- Ir al Portal General -
Conciencia, Respiración y Energía toroidal


Escrito el 4 de agosto de 2012
--revisado el 7 agosto 2012--



Cómo respirar de mi propio Ser y nutrir así mi Conciencia directamente de él. Es lo que vengo a llamar "respiración toroidal".

El hecho respiratorio, además de ser una fuente importante de abastecimiento de nutrientes contenidos en el aire, es el vehículo a través del cual interactuamos todos los seres inmersos en la atmósfera psíquica terrestre. Al margen de ese factor de incidencia orgánica, está también y muy especialmente el discurrir de la energía vital hacia todo aquello donde enfoquemos nuestra conciencia. Así pues, el "cómo aplicar la conciencia" es la clave de la eficacia de nuestras pretensiones en la Vida.

- - - - - - - - - - - - - - -

Inspirar serena y profundamente con la conciencia puesta en que aspiro de la energía que hay en mi interior y que emana del plexo solar, y que con cada inspiración la elevo hasta mi estructura de conciencia en el centro del cerebro. -La imagen flash que he elaborado y situado al final de la página, ayuda a captar lo que expongo-.

Tras retener un instante la energía en el cerebro, exhalar de igual manera poniendo ahora la conciencia en que esa energía la vierto en mi entorno cercano, en derredor de mi exterior corporal. Tras una breve pausa, volveremos a inspirar.

De esta manera, los valores que están listos para manifestarse de mi ser interno, quedarán expuestos ante mi conciencia, bien a través de la propia percepción de mi intelecto, o a través de situaciones o elementos externos que me los vengan a manifestar para sobre ellos poder intervenir.

Frecuentando este tipo de respiración, nuestro propio ser interno será la fuente de la evolución de nuestro entendimiento, cambiando el hábito de que debemos recibir de lo externo, de lo que son los criterios y aportaciones de los demás, generalmente fuera del contexto de la peculiaridad de nuestro ser personal.

Tendemos a concebir que las cosas nos llegan del exterior, porque allí se muestran. Es cierto que por ahí suelen "llegar a" nuestra conciencia, pero "provienen del" interior, que es el que les da el matiz con el que cada cosa aparece a cada individuo. El exterior es un mero cauce de materialización de los procesos internos personales, que tiene como fin el mostrar a la conciencia la condición interna o cualidad creadora de cada cual.

- - - - - - - - - - - - - - -

La forma que toma ese flujo de energía es lo que se denomina flujo toroidal, que es la manera en que discurre la energía libre, limpia y sostenible. Es la forma que toma la energía a cualquier nivel de existencia. La manera de respiración del propio Universo. -La representa la imagen de cabecera de la página-.

Tal flujo crea y mantiene la vida. Es un flujo de energía sin combustión (sin destrucción ni residuos). Toma la energía directamente del núcleo de su Ser. Es el modo de un sistema autoorganizado, es decir, que se controla a sí mismo. La evolución significa desplegar, extender, desarrollarse como sistema autoorganizado.

El flujo de la energía toroidal en lo corpóreo, tras iniciarse en su centro y verterse hacia fuera por un extremo, el que podemos denominar de la conciencia, vuelve a su interior por el otro extremo, por su polaridad sensorial, de manera que se produce la retroalimentación entre cuerpo y mente, entre emociones e intelecto, herramientas claves del proceso de evolución del alma encarnada.

- - - - - - - - - - - - - - -

Solemos respirar de manera inconsciente, sin percibir tal función, imbuidos en lo que estamos haciendo y, sobretodo, en nuestros pensamientos. Y concebimos la respiración como un mero tomar aire del exterior para llevar dentro los elementos químicos (oxígeno, etc.) que precisan las combustiones del metabolismo corpóreo.

No nos aplicamos a percibir ni usar esa otra función esencial que tiene lugar "más adentro". Es así como se ha ido generando el hábito de estar y buscar fuera y el convencimiento de que ahí están los factores de la vida, en la dependencia y anhelo de lo externo, situando en ello nuestra energía vital.

Es oportuno respirar con la conciencia en la energía del aire exterior si necesitamos energetizar la función digestiva, por ejemplo, con respiraciones abdominales, o para reforzar la actividad mental con respiraciones claviculares, o para reforzar lo corpóreo con respiraciones costales. Pero para entrar en más dominio de nuestro ser, es importante lo que he expresado de lo toroidal, respirar tomando "de dentro".

Practicaremos la respiración toroidal primero en lugar tranquilo y silencioso, con los ojos cerrados, pero iremos llevándola más tarde a nuestro propio caminar por la calle, ya con los ojos abiertos pero con la conciencia centrada en el modo en que respiramos, percibiendo que una vez que lo podemos hacer así, iremos más desde nosotros mismos, con menor influencia de cuanto exista en nuestro derredor.

- - - - - - - - - - - - - - -

El fruto energético de las vivencias internas que de cada individuo va aflorando hacia la atmósfera colectiva humana a través del flujo de su acción respiratoria, va conformando lo que se está viniendo a llamar los "campos mórficos" o morfogenéticos, donde se sitúan o establecen los patrones de comportamiento, tanto de los elementos corporales (vísceras y sistemas) como de las propias actitudes psíquicas.

Esos patrones energéticos van constituyéndose con identidad propia en la atmósfera colectiva, y servirán para alimentar el funcionamiento de todo aquello que se cultive internamente en analogía a los mismos. Así pues, cada individuo se va vinculando a unos u otros campos o patrones a raíz de los valores que va cultivando en su interior, siendo estos "valores" o "inercias internas" la realidad esencial del individuo que perdurará más allá de su estancia física terrena, y que podrá "recuperar" de forma activa en su siguiente renacimiento al vincularse de nuevo a los campos existentes.

Es a través de esa vía de los campos mórficos como podemos alimentar de forma negativa o positiva el desarrollo de la conciencia colectiva en nuestro planeta. Teniendo en cuenta también que de esos campos se nutren y estructuran las posibilidades de comportamiento de los seres que se van vinculando a la Tierra en sus encarnaciones a partir de iniciar su acción respiratoria.

- - - - - - - - - - - - - - -
Nota.- Las inhalaciones y exhalaciones serán siempre por la nariz, para que puedan intervenir las estructuras cerebrales de toma de conciencia, objetivo de la vida.

inicio ]


El contenido de esta web podrá irse actualizando conforme se profundice más en los conceptos que expone.

Si quieres comentar algo de sus contenidos, puedes escribirme a:

Angel Baña